REUNIONES:
SAN FERNANDO-CADIZ
Parque Sacramento
Avd. las marismas, locales 1,2 y 3

MIERCOLES:
Culto de oracion
19:30

JUEVES:
Culto
19:30

SABADO:
Estudios INSTE
18:00
Merienda Biblica
19:00

DOMINGO
Culto de Alabanza
11:30

ALCALA DE LOS GAZULES-CADIZ
Centro social "El compas"

LUNES:
Culto
20:00











SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN FACEBOOK
Pepe R.Castañeda y Pepi Martinez
   

PREDICACIONES DESTACADAS

Loading...

jueves, 14 de mayo de 2009

DIOS HABLA A SU PUEBLO




Jueves, 14 de Mayo de 2.009
Como conocer y hacer la voluntad de Dios
Mirar a Dios
Dios habla a su pueblo
En una iglesia que me invitaron a compartir con el liderazgo. Cuando terminé mi primera charla, uno de los lideres me llamó aparte y me dijo: "Le he prometido a Dios que jamás volveré a escuchar a hombres como usted. Usted habla como si Dios fuera real, personal y le hablara. Detesto eso". Le pregunté: "¿Tiene usted dificultades con la idea de que Dios le hable?" Nos pusimos a hablar. Al poco tiempo los dos estábamos de rodillas. Él lloraba y agradecía a Dios porque le había hablado. ¡Nunca permita que alguien te intimide en cuanto a oír hablar a Dios!

Lee estas Escrituras y luego contesta las preguntas que siguen:

*Hebreos 1.1-2a-Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo.

*Juan 14.26-Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

*Juan 16.13-14-Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que habla­rá todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. Él me glorificará; porque tomará de lo mío, y- os lo hará saber.

*Juan 8.47-E1 que es de Dios, las palabras de Dios, oye, por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.

1¿Cómo habló Dios y por medio de quién, en el Antiguo Testamento (en otro tiem­po)?
2. ¿Cómo habló Dios en tiempos del Nuevo Testamento (en estos postreros días)?
3. Según Juan 14.26, ¿a quién prometió Jesús que el Padre enviaría en su nombre?
4. ¿Cuál es la obra del Espíritu Santo descrita en Juan 14.26 y 16.13-14?
5. ¿Quién oye lo que Dios dice?
6. ¿Qué dice Juan 8.47 en cuanto a la persona que no oye lo que Dios dice?
En el Antiguo Testamento Dios habló muchas veces y de muchas maneras. Por Jesús, Dios mismo habló a su pueblo mientras Él vivía en la tierra. Ahora Dios habla por medio de su Santo Espíritu. El Espíritu Santo te enseñará todas las cosas, te hará recordar lo que Jesús dijo, te guiará a la verdad, te hablará lo que Él oye del Padre, te dirá las cosas que han de venir, y glorificará a Cristo al revelártelo a ti.

Si tiene problemas para oír hablar a Dios, el problema está en la raíz de su experiencia cristiana.

¿Habla, en realidad, Dios a su pueblo hoy? ¿Te revelará dónde esta Él obrando cuando Él quiere usarte a ti? ¡Sí! Dios no ha cambiado. Él todavía le habla a su pueblo.

¿Cómo sé cuándo Dios habla?

El pecado nos ha afectado tanto (Ro. 3:10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 3:11 No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios.) que ni tu ni yo podemos entender la ver­dad de Dios, a menos que el Espíritu de Dios nos la revele. Él es el Maestro. Cuando Él te enseña la Palabra de Dios, siéntate a sus pies y respóndale. A1 orar, ten en cuenta cómo Él usa su Palabra para confirmar en tu corazón lo que Él te está hablando. Observa en las circunstan­cias lo que Él está haciendo a tu alrededor. El Dios que te habla cuando tu oras, y el Dios que te habla desde las Escrituras, es el Dios que está trabajando a tu alrededor.

Cuando Jesús volvió al cielo, ¿qué persona de la Trinidad envió para que le habla­ra al pueblo de Dios?
El Espíritu Santo
¿Cuáles son las maneras por medio de las cuales Él habla?. Cuando Él habla, ¿qué revela? Dios habla por el Espíritu Santo, por la Biblia, la oración, las circunstancias y la iglesia, para revelarse a sí mismo, sus propósitos y sus caminos. Más adelante, pasaremos tiempo estudiando estas maneras en las cuales Dios habla. Sin embargo, no puedo darte ninguna fórmula para decirle que así es cómo puede saber cuándo Dios te está hablan­do. Lo que haré es indicarte lo que dicen las Escrituras. La evidencia que ellas dan te puede animar en este punto. En la Biblia, cuando Dios le habló a alguien, la persona supo que era Dios y supo qué le decía.
Juan 10:2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. 10:3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. 10:4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 10:14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,
En Juan 10.2-4 y 14 Jesús dijo: • El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. • Las ovejas oyen su voz. • Las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. • Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.

La clave para conocer la voz de Dios no es una fórmula. No es un método a seguirse sino el resultado de una relación íntima de amor con Él. Por eso los que no tienen esa relación ("que no son de Dios") no oyen lo que Él dice (]n. 8.47). Tu tendrás que observar para ver cómo Dios se comunica contigo en una forma única. Tu no necesita muletas ajenas. Tienes que depender solamente de Dios. tu relación con Él es de suprema importancia.
¿Cuál de las siguientes afirmaciones describe mejor la manera en que tu cono­cerás la voz de Dios cuando Él te habla?:
a. Dios me dará una señal milagrosa. Entonces sabré que me ha hablado.
b. Como resultado de mi relación íntima con Dios podré reconocer su voz.
c. Oiré a Dios hablándome cuando yo haya aprendido la fórmula correcta y la ponga en práctica.
d. Puedo abrir la Biblia, escoger un versículo y decir que ya tengo una palabra de Dios para mis circunstancias.
¿Cuál es la clave para conocer la voz de Dios ?
La relación es la clave para reconocer la voz de Dios y oír cuando Él habla. La respuesta correcta a la pregunta que antecede es b. Algunas veces en las Escrituras Dios dio una señal milagrosa para asegurarle a la persona que la palabra procedía de Él. Gedeón es un ejemplo (Jue. 6). Pedirle señal a Dios indica por lo general incredulidad. Cuando los escribas y fari­seos le pidieron a Jesús una señal milagrosa, Él los condenó como generación mala y adúl­tera (Mt. 12.38-39). 12:38 Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal.12:39 El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Ellos eran tan egocéntricos y pecadores que ni siquiera reconocieron que Dios estaba en medio de ellos (Lc. 19.41-44). 19:41 Y cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, 19:42 diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos. 19:43 Porque vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te estrecharán, 19:44 y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.
Tampoco hay una "fórmula correcta". ¿Cuántas experiencias semejantes a la de Moisés con la zarza ardiendo ha habido? Ninguna. Dios no quiere que tu te conviertas en un experto en el uso de alguna fórmula. Lo que quiere es una relación íntima de amor. Él quiere que dependas solamente de Él. Oír a Dios no depende de un método o una fórmula, sino de una relación.
Algunos tal vez se pregunten por qué el punto d no es aceptable. Tal vez pregunten: "¿Acaso no puedo obtener en la Biblia una palabra de Dios?" ¡Por supuesto que puedes! Pero única­mente el Espíritu Santo puede revelarte cuál verdad de la Escritura es una palabra de Dios para una circunstancia en particular. Ten en cuenta que la declaración d es totalmente egocéntrica: '.yo puedo ... yo escojo ... Yo digo ... yo tengo". Incluso en el caso de que las circunstan­cias fueran iguales a las tuyas, solamente Dios puede revelarte su palabra para tus circuns­tancias.
También debes tener mucho cuidado en cuanto a decir que ya tienes una palabra de Dios. Eso es asunto serio. Si Dios te ha dado una palabra, tu debes continuar en esa dirección hasta que se cumpla (incluso hasta por 25 años, como Abraham). Si no has recibido una palabra de Dios y dice que la has recibido, tu quedas bajo juicio como un falso profeta.
En la ley del Antiguo Testamento el castigo para el falso profeta era la muerte (Dt. 18.20). 18:20 El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Eso era un asunto muy, serio. No hay que tomar a la ligera la Palabra de Dios.
Dios te ama y quiere tener una relación íntima contigo. Quiere que tu dependas única­mente en Él si estás buscando su palabra. Quiere que tu aprendas a oír su voz, para cono­cer su voluntad. Tu relación con Él es la clave para oír cuando te habla.
Considera la siguiente oración: "Dios, te pido que yo pueda entrar en tal relación contigo que cuando tú hables, yo oiga y responda".

RESUMEN

*Dios no ha cambiado. Él todavía le habla a su pueblo.
*Si tengo problemas en cuanto a oír a Dios cuando habla, el problema está en la raíz de mi experiencia cristiana.
*Dios habla por el Espíritu Santo y a través de la Biblia, de la oración, de las circunstancias y de la iglesia, para revelarse a sí mismo, sus propósitos y sus caminos.
*Se conoce la voz de Dios como resultado de una relación íntima de amor con Él
Meditación pastor: Pepe R. Castañeda
Publicación: Vicente Borrego Fdez.