REUNIONES:
SAN FERNANDO-CADIZ
Parque Sacramento
Avd. las marismas, locales 1,2 y 3

MIERCOLES:
Culto de oracion
19:30

JUEVES:
Culto
19:30

SABADO:
Estudios INSTE
18:00
Merienda Biblica
19:00

DOMINGO
Culto de Alabanza
11:30

ALCALA DE LOS GAZULES-CADIZ
Centro social "El compas"

LUNES:
Culto
20:00











SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN FACEBOOK
Pepe R.Castañeda y Pepi Martinez
   

PREDICACIONES DESTACADAS

Loading...

viernes, 27 de abril de 2012

¿QUE OCURRE CUANDO TU ORAS?


 

 
 



















COLABORARON EN EL DESARROLLO DEL CULTO:
IGNACIO MARTINEZ: PRESENTO Y ORO PONIENDO TODO EN MANOS DEL SEÑOR, ANIMANDO A LA IGLESIA A UN ENCUENTRO CON DIOS ALABANDOLE Y ADORANDOLE. (JUAN, 21:1-13)
TERE ARAGON: PIDIO Y ORO POR LA OFRENDA DANDO GRACIAS POR ELLA, ANIMANDONOS A DARLA CON GOZO Y ALEGRIA. (1ª CORINTIOS, 16:1)
PACO JUSTICIA: HIZO LA INTRODUCCION A LA PALABRA. (MATEO, 11:28-30) "DIOS TE HARA DESCANSAR"
PILAR GONZALEZ: NOS DESPIDIO EN ORACION DANDO GRACIAS AL SEÑOR POR TODO.

MARIANA VARGAS DA TESTIMONIO DE LA RENOVACION QUE DIOS ESTA HACIENDO EN SU VIDA Y COMO EL SEÑOR ESTA PONIENDO EN ELLA HAMBRE DE SU PALABRA Y DE UNA MAYOR RELACION CON EL.

Jueves, 26 de Abril de 2.012
¿QUE OCURRE CUANDO TU ORAS?

DIOS HABLA A SU PUEBLO, A SUS HIJOS

Sólo el Espíritu de Dios sabe lo que Dios está haciendo o se propone hacer en mi vida.

Si estoy pidiendo a Dios alguna cosa y ocurre algo diferente, siempre respondo a lo que esta empezando a suceder.

He experimentado en mi caminar con Dios que El siempre me da más de lo que puedo pedir.

Pablo dijo: Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén (Ef. 3:20-21).

Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu Santo; porque el Espíritu Santo todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido. (1 Corintios 2:10-12)
Tu no sabes pedir en oración algo que ni se acerque a lo que Dios quiere darte. Sólo el Espíritu Santo sabe lo que Dios está haciendo o se propone hacer en tu vida. Deja que Dios te dé cuanto quiere darte. (1 Co. 2.10-12).
 
Si Dios quiere darte mucho más de lo que estás pidiendo, ¿qué prefieres tener: lo que estás pidiendo o lo que Dios quiere darte?

¿Quién es el único que puede instruirte en esta actividad de Dios en tu vida? Suponte que has querido empezar a evangelizar en una zona de tu ciudad. Le has pedido a Dios que te bendiga y que te guíe en tu trabajo. Entonces Dios empieza a traer a tu iglesia un grupo de personas de diferente estrato social, pero que no viven en el área escogida. ¿Qué harías tu? Marca tu respuesta:

1. Persistiría en mi oración hasta que Dios nos ayude a empezar la misión que nuestra iglesia ha planeado.
2. Me daría por vencido, frustrado.
3. Empezaría a hacer preguntas para ver si debiéramos empezar la evangelización para ese grupo, en lugar de o además de la otra que ya habíamos planeado.

Tienes que decidir si vas hacer lo que tu quieres y pedirle a Dios que te bendiga, o ir a trabajar donde Él ya está obrando.

¿Sabes lo que yo haría? Inmediatamente me acercaría a Dios y aclararía lo que Él está diciendo. Si he estado trabajando y orando en una dirección, y veo a Dios obrando en una dirección distinta, ajustaría mi vida a lo que Dios está haciendo. En esta situación tienes que decidir si vas hacer lo que tu quieres y pedirle a Dios que lo bendiga, o si irás a trabajar donde Él ya está obrando.

Medina Sidonia, Paterna de la Rivera y Alcalá de los Gazules.

Cuando el Señor empezó ha hablarnos de predicar el evangelio por las ciudades de la provincia de Cadiz el puso el deseo y la convicción de empezar por Medina Sidonia, pero luego sucedio que el Señor nos llevó tambien a Alcalá de los Gazules y Paterna de la Rivera. El empezo a obrar ademas de Medina Sidonia en estas don ciudades. El nos dió mas de lo que pedimos, y nosotros nos ajustamos y fuimos a las dos ciudades donde el estaba trabajando y obrando su plan.

Concentración espiritual.

Nuestro problema es que oramos y nunca relacionamos nuestra oración con lo que ocurre. Después de orar, la cosa más grande que tu necesitas es acentuar tu concentración y espectativa espiritual. Cuando oras en una dirección, inmediatamente adopta una actitud de expectativa a la actividad de Dios en respuesta a tu oración. Encuentro esto en todas las Escrituras.

Cuando el pueblo de Dios oraba, Él respondía.

¿Qué pasa cuando oras y luego te olvidas acerca de lo qué pediste? Durante el día empezarán a ocurrir cosas que no son normales. Tu las verá como distracciones y tratarás de librarte de ellas, equivocandote al no conectarlas con lo que pediste en su oración.

Observa qué ocurre inmediatamente.

Cuando oro, empiezo a observar qué es lo que ocurre enseguida. Me preparo para ajustar mi vida a lo que empieza a ocurrir. Cuando oro, nunca me pasa por la mente que Dios no va a contestar. Espera siempre que Dios conteste tus oraciones, pero paraté y observa para recibir la respuesta.

Espera una respuesta, con fe y confianza en Dios.

El tiempo seleccionado por Dios siempre es el apropiado y el mejor, Dios siempre llega a tiempo, el nunca llega tarde.

Los silencios de Dios

En cierta ocasión hubo un largo tiempo en mi vida cuando Dios parecía estar en silencio. Tal vez a ti también te haya ocurrido algo así. Yo había estado orando por muchos días, y parecía que había total silencio de parte de Dios. Sentía como si el cielo estuviera cerrado. No comprendía lo que estaba pasando. Algunas personas me decían que si Dios no oía mi oración era porque había pecado en mi vida. Me dieron una "lista de pecados" para que la revisara. Oré hasta que pude ver que no era esa la causa. Pero no podía entender el silencio de Dios.

Recuerdas a un personaje bíblico que tuvo un problema como éste? Job. Sus amigos le dijeron que todos sus problemas se debían a su pecado. Job persistía en decir: "Hasta donde yo puedo ver, Dios y yo estamos en buena relación". Job no sabía todo lo que Dios estaba haciendo durante ese tiempo, pero sus consejeros estaban equivocados. Había otra razón para lo que Dios estaba haciendo.

Creo firmemente que el Dios que estableció una relación de amor conmigo me dejará saber lo que está ocurriendo en mi vida, cuando Él crea oportuno que lo sepa. De modo que oré: "Padre, para que este silencio. Te pido comprender qué es lo que estás haciendo en mi vida". El lo hizo por medio de su Palabra! Esto llegó a ser una de las experiencias más significativas de mi vida.

No me puse a buscar frenéticamente una respuesta. Continué leyendo cada día la Palabra de Dios. Estaba convencido de que al leer su Palabra, el Espíritu (quien conoce la mente de Dios) estaba en el proceso de ayudarme a entender lo que Dios estaba haciendo en mi vida.

Cuando tu realmente lo necesites, Dios te dejará saber lo que está haciendo en tu vida.

Una mañana estaba leyendo la historia de la muerte de Lázaro (Jn, 11:1-47). Permíteme relatarte lo que ocurrió mientras leía. Jesús amaba a Lázaro, a Marta y a María. Cuando recibió la noticia de que Lázaro estaba enfermo de muerte, Jesús dilató su regreso hasta que Lázaro murió.

En otras palabras, María y Marta le pidieron a Jesús que viniera a ayudar a su hermano Lázaro, pero hubo silencio. Todo el tiempo durante los últimos días de la enfermedad de Lázaro, y aun sabiendo de su muerte, Jesús no respondió. No recibieron respuesta de quien había dicho que amaba a Lázaro. Jesús incluso dijo que amaba a María y a Marta. Sin embargo, no hubo respuesta.

Lázaro murió ellas lo pusieron en una tumba y cerraron la entrada con una piedra.Todavía experimentaban sólo el silencio de Dios. Entonces Jesús les dijo a sus discípulos:
"Vamos". Cuando llegaron, Lázaro ya había muerto hacía cuatro días. Marta le dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano (Jn. 11.32)

Entonces el Espíritu de Dios me ayudó a comprender algo. Me parecía como si Jesús le hubiera dicho a María y a Marta:

"Es cierto. Si hubiera venido, tu hermano no hubiera muerto. Tú sabías que podía curarlo, porque me has visto curar muchas, muchas veces. Si hubiera venido cuando me mandaron llamar, lo hubiera sanado. Pero tú no me hubieras conocido más de lo que ya me conoces. Yo sabía que estabas lista para una revelación más completa de la que nunca antes habías recibido. Quería que llegaras a conocer que yo soy la resurrección y la vida. Mi demora y silencio no fueron un rechazo, sino la oportunidad para revelarte más de mí de lo que jamás has conocido".

Cuando comprendí esto, casi salté de alegría. Pensé: "Eso es lo que está ocurriendo en mi vida. El silencio de Dios significa que Él está listo para darme una revelación de sí mismo más grande de lo que nunca he recibido". Inmediatamente cambió la actitud total de mi vida hacia Dios. Con un sentido de expectación empecé a observar lo que Dios me iba a enseñar acerca de sí mismo. Entonces ocurrieron en mi vida algunas cosas a las cuales jamás hubiera respondido sin esa clase de disposición y expectación.

¿Cuáles son dos posibles razones para el silencio de Dios a tu oración? Ahora, cuando oro y hay silencio de Dios, todavía oro revisando la lista de pecados. Algunas veces los silencios de Dios son debido a pecado en mi vida. Si hay algún pecado que no he confesado, lo confieso y pido perdón. Si después de eso todavía hay silencio de parte de Dios, me preparo para una nueva experiencia con Dios. Algunas veces Dios permanece en silencio mientras me prepara para llevarme a una comprensión más profunda de sí mismo. Cuando haya, silencio, continúa haciendo lo último que Dios te dijo, observa y espera un encuentro nuevo y fresco con Él.

Tu puedes responder al silencio de Dios en dos maneras. Una respuesta es dejarte invadir por la depresión y un sentido de culpabilidad y condenación propia. La otra, esperar con expectativa porque Dios va a llevarte a un conocimiento más profundo de Él mismo. Estas respuestas son tan diferentes como el día y la noche

¿Sabes tu lo que me dio la libertad? La verdad. La Verdad es una Persona que se relaciona activamente en mi vida. El momento en que comprendí lo que Dios podía estar haciendo, ajusté mi vida a Dios. Dejé mi actitud de depresión y culpa. Dejé de pensar que tal vez no servía ya para Dios o de que Él no me escucharía otra vez. El más grande ajuste fue adoptar una actitud de expectativa, fe y confianza. Cuando hice eso Dios empezó a mostrarme cómo podía yo responder de manera que pudiera conocerlo mejor.

RESUMEN

• Oh, Dios, si alguna vez te pido algo y tú tienes para darme algo mejor, can¬cela mi petición.
• Sólo el Espíritu de Dios sabe lo que Dios está haciendo o se propone a hacer en tu vida.
• Dios me deja saber lo que está haciendo en mi vida, cuando Él considera oportuno que yo necesito saberlo.
• Algunas veces el silencio de Dios se debe al pecado.
• Algunas veces Dios está en silencio mientras me prepara para llevarme a una comprensión más profunda de sí mismo.

Meditación en la Palabra: Pastor Pepe R. Castañeda